La jueza estima que su actucación fue la correcta. Los seis médicos del hospital de Basurto acusados de un presunto homicidio imprudente por la muerte de un paciente por apendicitis han sido absueltos.

La jueza encargada del caso considera que la actuación de los facultativos «se ajustó a una praxis médica correcta», tal y como resolvieron los peritos de Osakidetza.

El fiscal pedía para los acusados dos años de cárcel y tres de inhabilitación al entender que existió «imprudencia y falta de diligencia». La acusación particular, por su parte, solicitaba la misma pena de prisión, elevaba a cuatro los años de privación del derecho a ejercer y reclamaba 82.000 euros de indemnización para la familia. Ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Los hechos se remontan a 2005, cuando J.C.B., de 39 años, acudió al hospital
acusado de fuertes dolores abdominales. Tras ser examinado por los seis facultativos, fue operado de apendicitis y falleció cuatro días después.