Estuvo cerrada cinco meses y reabrió hace apenas dos semanas. Por pedir un consultorio médico mejor, los vecinos de Trubia casi se quedan sin biblioteca. El local de ésta fue despejado para dejar sitio al consultorio. La biblioteca permaneció cerrada cinco meses, para reabrir tan sólo hace dos semanas.

Pero los vecinos reunidos en asamblea, junto al portavoz de Ciudadanos por la Izquierda, Roberto Sánchez Ramos, saben que la reapertura es efímera y recuerdan al Ayuntamiento su compromiso de adecuar un local accesible del que no se ha vuelto a saber nada.
Urge, además, la reparación de la pasarela de Soto, peligrosa y resbaladiza, y cuyos riesgos obligan a dar un rodeo de casi un kilómetro, y el arreglo del puente de la Fábrica de Armas, cerrado a peatones desde mayo.