Una agenda con datos de las víctimas fue la clave. La Audiencia de Sevilla ha condenado a D. H. M., ex enfermero de Fremap, a 50 años de prisión por violar a cuatro jóvenes (una de ellas menor) en sus domicilios y por intentarlo con una quinta mujer.

Además, tendrá que pagar a las víctimas 100.000 euros en concepto de indemnización, según se recoge en la sentencia, por los daños morales causados.

Los hechos tuvieron lugar entre el 13 de diciembre de 2002 y el 30 de septiembre de 2004, cuando se produjo la última agresión, que no pudo llegar a consumar después de que la víctima lo mirara facilitando así su posterior identificación y captura.

El agresor fue detenido el 19 de noviembre de 2004 en la clínica en la que trabajaba. La Policía intervino la fotocopia de una hoja de agenda en la que figuraban los nombres de varias mujeres.

La Audiencia Provincial lo  condena como autor criminalmente responsable de cuatro delitos de violación, un delito de agresión sexual en grado de tentativa y otros cinco delitos de allanamiento de morada, y no ha tenido en cuenta el leve trastorno bipolar que presentaba.