BIO Sergio Pazos (Ourense, 1965) ha tocado varios palos en su carrera (humorista, actor), aunque saltó a la fama como reportero de CQC.

La primera es obligada: ¿Cómo se lleva con las nuevas tecnologías?

Es la pregunta del millón, pensé que me iba a costar mucho más, a mí me va lo de hablar con la gente a la cara. Pero estoy sobreviviendo.

¿Ha llegado a hablar solo?

A veces me cabreo con el teléfono móvil, porque lo hace todo muy rápido. Pero tengo un equipo técnico que no deja que me desespere mucho. Aburrirme es imposible, chateo con internautas que ven esta aventura por la Red (www.elinternetquetuquieres.com). Tengo que sobrevivir en cada ciudad, haciendo trueques con la gente; ellos me dan cosas y yo a ver si les puedo dar móviles. Los beneficios de lo que saque con esto van a ir a parar a una asociación que ayuda a niños en riesgo.

¿Y cómo hace para venderse en tres palabras en los chats?

¿Cómo lo hago? Soy la pera (risas).

¿Qué es lo primero que va a hacer alguien tan inquieto como usted una vez que baje del camión?

Eso no se puede decir; que cada uno saque sus propias impresiones. Lo dejo en el aire, para que el lector piense en lo mejor.

¿Y qué metería en su “casa”, que eche de menos?

Eso tampoco lo diré (más risas)..., aunque, a lo mejor, si me dejan poner cortinas en el camión, sí que me atrevo a confesarlo.