No esperaba a que cayera la noche para robar. La Guardia Civil detuvo el domingo a un ladrón que entraba en casas de ancianas en la zona de San Martín de Valdeiglesias para robarles las joyas. El hombre seleccionaba los inmuebles habitados por las mujeres y forzaba puertas y ventanas para entrar. Actuaba a plena luz del día y por la noche dormía en una oficina situada en un polígono industrial, donde guardaba los objetos robados. La detención se produjo a raíz de la búsqueda de un hombre que supuestamente había robado en Chapinería y Navas del Rey.