El Seprona de la Guardia Civil investiga posibles vertidos nocivos en el embalse de Los Morales, que abastece a los municipios de Rozas de Puerto Real (368 habitantes), Cenicientos (1.965) y Cadalso de los Vidrios (2.741), en el suroeste de la región. La organización medioambiental Sotillo Verde dio ayer la voz de alarma tras el hallazgo de peces muertos en las orillas. «Lo importante es descartar que lo haya motivado cualquier tipo de sustancia nociva y peligrosa para la salud humana», advirtieron los ecologistas en un comunicado. El Canal de Isabel II aclaró que «no hay ningún problema para la salud de los ciudadanos, porque nadie ha levantado la alerta de calidad del agua». Por su parte, fuentes de Ecologistas en Acción consideraron que «cuando los peces se mueren es porque el agua no es saludable».