Récord de turismo en España
Un grupo de turistas se fotografía en la Plaza Mayor de Madrid. JORGE PARÍS

La 'marca España' camina en la buena dirección, pero aún no es suficiente. Aunque nuestra nación ya no está identificada con la crisis y aunque Alemania, Francia y EE UU aprecian cada vez más el desarrollo urbano, la calidad democrática o la capacidad de trabajo, los estereotipos aún nos sitúan como un país turístico, de sol y toros, donde la comida y los deportistas son sus valores más seguros, muy lejos de las empresas, la economía o la innovación tecnológica.

Este es el diagnóstico que ha elaborado el Real Instituto Elcano en la séptima oleada de su Barómetro de la Imagen de España, realizado a partir de 4.468 entrevistas a ciudadanos de 11 países de Europa, Asia, África y América.

El estudio arroja, en primer lugar, que lo más valorado de España son sus posibilidades como destino vacacional, una gastronomía de calidad y sus deportistas de elite. La economía, las ventajas a la hora de invertir y nuestras empresas aparecen en la parta baja de la tabla.

Valoración de los aspectos de España Real Instituto Elcano

Un país menos pobre

Alemanes, británicos y franceses nos asocian, eminentemente, con el sol; italianos, chilenos, chinos, japoneses y turcos y lo hacen con los toros. Nuestras ciudades, el fútbol y el flamenco también forman parte del imaginario colectivo.

El Elcano recoge que España sigue alejándose del extremo "pobre" que en 2015 muchos europeos identificaban con el país por la crisis.  A pesar de ello, un 63% de los alemanes y de los franceses aún la definen así, mientras que británicos e italianos se encuentran divididos al 50%.

La percepción de que España es un país "ocioso" en lugar de "trabajador" ha bajado del 40% de 2014 al 26% actual en Alemania. En la misma línea, los ciudadanos germanos otorgan mayor confianza al país en todas sus facetas. También en EEUU y Francia aumenta la descripción del país como país  rico, moderno y urbano. En Reino Unido, sin embargo, los cambios son mucho menores, aunque también se aprecia un aumento de la confianza y una disminución del porcentaje de los que consideran a España un país pobre.

Zara, la mejor marca

En cuanto a las marcas nacionales, Zara se mantiene como la más conocida en el mundo y la mejor valorada con un 7,5. Le siguen la aerolínea Iberia (7,2), el banco BBVA (7,0), la fabricante de automóviles Seat (7,0) y Telefónica/Movistar (7,0).

Los aceites, vinos y textiles españoles, productos que representan el 'made in Spain', se sitúan al nivel de los italianos, franceses y británicos a nivel de intención de compra.

En conjunto, España logra una nota media de 7,1 sobre 10 como país, por detrás de Japón (7,6), Alemania (7,6), Reino Unido 7,5), Francia, Italia y Estados Unidos y por delante de China, Chile, Ecuador, Marruecos y Turquía.

Valoración de España frente a otros países Real Instituto Elcano