La Almozara solicita guardas para los perros

Los vecinos presentaron su propuesta en la Junta del Distrito porque los excrementos caninos invaden parques y calles
Los vecinos de La Almozara ya no saben qué hacer para evitar que los perros depositen sus excrementos por todo el barrio. La mayoría de los dueños de los canes no recogen las cacas, y la Policía (sólo hay dos parejas en la zona) no da abasto para obligar a que se cumpla la normativa.
 
Ante esta situación, la asociación de vecinos Pablo Gargallo propuso en el último pleno la contratación de dos vigilantes que, debidamente uniformados, se turnen para denunciar y limpiar lo que los perros ensucian en los parques y las aceras. Su sueldo saldría de un impuesto que el Ayuntamiento cobraría a los dueños de estos animales (en La Almozara hay 324 ). «Actuarían como los guardas de los parquímetros: pasarían los datos del dueño a la Policía para que pusiera la multa pertinente (unos 30 euros)», explica el presidente de la asociación vecinal, Manuel Izuel.
 
El presidente de la Junta de Distrito, el concejal Luis Pastor, pidió a los vecinos que presenten la propuesta por escrito en el próximo pleno para trasladarla a Parques y Jardines, aunque no sabe si llegará a buen puerto: «El problema de los perros es la falta de civismo entre los dueños, que tienen que recoger los excrementos».
 
Reuniones caninas en los parques
 
Los vecinos han interpuesto muchas quejas por la presencia de animales en los parques. En el de La Conga, dos niños sufrieron herpes en la boca por tragar arena infectada por orina de perro, y en el parque de La Aljafería se reúnen decenas de animales a última hora de la tarde, dejando la zona llena de excrementos. Además, en algunas aceras hay que andar esquivando las cacas.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento