El vallisoletano Aitor Martínez participa en la campaña 'Almas ciclistas' de la DGT para pedir "respeto" en la carretera

  • El vallisoletano Aitor Martínez participa en la campaña 'Almas ciclistas' que el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico (DGT) han puesto en marcha para recordar las 58 vidas de ciclistas que se perdieron en España en 2015 y que acaba de ver la luz.
Valladolid.- Aitor Martínez Herrero
Valladolid.- Aitor Martínez Herrero
DGT

Aitor Martínez sufrió un grave accidente en enero de ese año cuando transitaba en bicicleta por la VA-30 en compañía de Jesús Negro de Paz. El protagonista del vídeo, que sigue hoy en día de baja, sufrió un fuelte golpe por el que le extirparon el bazo, además de sufrir varias fracturas en las costillas, perforación en un pulmón, problemas en la pelvis y numerosas secuelas psicológicas de las que se sigue recuperando.

Aunque su golpe fue grave, la peor parte se la llevó su compañero de 'salida' aquel día y, sobre todo "amigo", Jesús Negro de Paz, que falleció, prácticamente, en el acto.

El despiste del conductor de un camión, según apuntan todas las investigaciones de un proceso judicial que sigue sin desarrollarse, hizo que golpeara a los dos ciclistas con la cabina tractora a más de 90 kilómetros por hora cuando ambos estaban a punto de llegar a su domicilio.

Una situación que Aitor, con el aliento entrecortado, y conteniendo las lágrimas, relata en uno de los vídeos que ha producido la DGT para concienciar de la importancia que es la distancia de seguridad, medida en metro y medio para los ciclistas, y el respeto que se debe tener a la hora de circular.

"Jesús se fue y una parte de Aitor también, pero cuando vuelvo a montar en bici, lo hacemos juntos", señala el vallisoletano durante su participación que no se prolonga más allá del minuto. Tiempo suficiente para reclamar que encima de la bici "va una vida" y para emocionarse al recordar a Jesús Negro de Paz, que cree que "desde arriba" le está diciendo que "sea fuerte".

II MEMORIAL

Precisamente, Urueña (Valladolid) acoge desde las 10.30 horas, el II Memorial Jesús Negro de Paz, con el que se pretende homenajear su figura en una cita que servirá, además, para reivindicar "respeto" para los ciclistas y para recaudar fondos para la planta de oncología infantil del hospital Clínico de Valladolid, lugar donde trabajaba el fallecido.

El memorial se compone de dos rutas, una larga para los más iniciados de 50 kilómetros y otra más corta de 30. La marcha discurrirá por las localidades vallisoletanas de Villardefrades y San Pedro de Latarce para concluir de nuevo en Urueña, lugar donde había nacido el ciclista.

Antes de salir se ha proceido a la lectura de un manifiesto y la joven orquesta sinfónica Punta del Este ha interpretado una sinfonía en recuerdo y memoria de Jesús Negro de Paz y de todos los ciclistas fallecidos en atropellos en las carreteras.

Además, este año con el fin de "concienciar" a los más pequeños se ha celebrado un concurso de dibujo infantil con la temática de la seguridad vial para los ciclistas que ha tenido una "notable" participación al recibir más de 1.000 dibujos. Durante la prueba se ha desplegado una pista de educación vial para que los niños y niñas pongan en práctica estas pautas de conducta que ha cedido la DGT.

En la organización de la marchan, en la que ha particiado medio millar de ciclistas, han colaboran los ayuntamientos de Urueña, Villardefrades San Pedro de Latarce, la Diputación Provincial de Valladolid, la asociación de Amigos de Jesús Negro, Runvasport, además de unos 50 colaboradores y voluntarios que han hecho "posible" esta segunda edición del memorial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento