Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre AGENCIAS

La Comunidad de Madrid rebajará desde el 1 de enero de 2008 el tipo máximo del Impuesto sobre el Patrimonio del 2,5 al 1,5 por ciento, lo que supondrá un ahorro para los madrileños de 130 millones de euros, y a lo largo de la legislatura reducirá paulatinamente los tipos, hasta la desaparición de este tributo el año 2010.

También habrá una rebaja del 1% en la tarifa autonómica del IRPF.
Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tras el Consejo de Gobierno que hoy ha aprobado el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2008 -la conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos regionales- en la que además destaca la aplicación, desde el uno de enero próximo, de la rebaja de un
uno por ciento en la tarifa autonómica del IRPF, aprobada en la pasada legislatura.

La presidenta regional ya había anunciado en septiembre que rebajaría el Impuesto de Patrimonio, un tributo que grava a los que más tienen y que es el resultado de restar las deudas de las propiedades que se tengan, desde pisos hasta coches. En la región el impuesto grava a 164.000 personas y por este concepto la Comunidad percibe 430 millones de euros.

Aguirre, que ha destacado lo novedad que representan estas dos rebajas fiscales a nivel autonómico y nacional, ha puesto de manifiesto que los beneficios económicos asociados a los acuerdos aprobados por el Gobierno regional afectarán a unos tres millones de madrileños, que se ahorrarán más de 1.400 millones de euros.

El impuesto de Patrimonio generó una amplia polémica desde que Tomás González, secretario general del PSOE en Madrid, se mostrara partidario de su eliminación.