Tras la denuncia, los investigadores contactaron con varios trabajadores de la estación para ampliar los datos y tomaron declaración a los testigos presenciales, descubriendo finalmente que se había tratado de una reyerta entre dos personas en estado de embriaguez.

Por ello, según ha informado la Policía en un comunicado, los agentes constataron que la víctima faltó a la verdad en su denuncia, ya que la labor del vigilante de seguridad fue la de separar y mediar para que la agresión no llegara a mayores.

Como ha señalado la Policía Nacional, la versión del denunciado coincidía con la versión de los testigos, que asistió a este hecho con gran preocupación por ser denunciado por una infracción penal que puede ocasionar la retirada de la licencia en seguridad privada con sentenciajudicial firme.

Finalmente han destacado que se procedió a la detención del falso agredido como presunto autor de un delito de simulación de delito y denuncia falsa.

El detenido, que cuenta con varios antecedentes policiales, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Algeciras.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.