Varias ciudades registraron disturbios est elunes por enfrentamientos entre manifestantes y policía el Primero de Mayo, durante las manifestaciones sindicales programadas para la fecha en las que participaron miles de personas.

En Estambul al menos 75 personas fueron detenidas en el barrio de Gayrettepe, cuando unos 250 manifestantes querían iniciar una marcha de protesta. Los manifestantes expusieron pancartas con lemas como "Que viva el 1 de mayo. No al dictador", mientras que la policía disparó al aire y usó gases lacrimógenos.

A la vez, otro grupo de manifestantes intentó acceder a la cercada plaza de Taksim, en el centro de Estambul, donde las autoridades habían prohibido cualquier marcha o protestas. Allí, dos mujeres fueron detenidas al intentar sacar una pancarta con motivo del Primero de Mayo.

Al mismo tiempo, la policía turca interceptó a otros treinta manifestantes que intentaron acceder a la plaza en una marcha que salió desde el cercano barrio de Besiktas.

La plaza de Taksim, hasta las protestas sociales del año 2013, centro neurálgico de cualquier manifestación política en Turquía, estuvo este lunes  completamente cerrada al público con vallas y controles policiales. Este lugar se convirtió en un lugar simbólico para grupos de izquierdas en Turquía después de los violentos incidentes sucedidos allí en 1977 cuando grupos ultranacionalistas abrieron fuego contra grupos de izquierdas y mataron a 37 personas.

Los antidisturbios lanzaron granadas lacrimógenas para separar a los alborotadores en ParísEn París, las fuerzas del orden se enfrentaron a grupos de encapuchados al inicio de una manifestación sindical en la que participaban miles de personas. En ella, al menos cuatro agentes antidisturbios, según la prefectura de Policía, sufrieron heridas después de que decenas de encapuchados lanzaran cócteles molotov.

Los antidisturbios lanzaron granadas lacrimógenas para separar a los alborotadores del resto de manifestantes, que estuvieron parados antes de reanudar la marcha programada en dirección de la plaza de la Nación.

Los encapuchados llevaban algunas pancartas en los que mostraban su rechazo a tener que elegir entre los dos candidatos que se han calificado para disputarse las presidenciales francesas el próximo domingo, el socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen.

También se registraron disturbios en Turín, tentre la Policía y los manifestantes, en una jornada en la que se vivieron momentos de tensión debido a los encontronazos. El choque se produjo cuando la Policía impidió a un grupo de unos doscientos manifestantes, alineados con movimientos antisistema, a acceder a la céntrica plaza Castello, donde tenía lugar un acto organizado por distintos sindicatos con motivo del Primero de Mayo.

130.000 personas marchan en Rusia

En Rusia, miles de personas marcharon por la Plaza Roja con el respaldo de Rusia Unida, el partido del presidente ruso, Vladímir Putin. La policía moscovita cifró en torno a 130.000 los participantes en la marcha para celebrar el Día de la Primavera y el Trabajo, que es como oficialmente se denomina la fiesta en Rusia desde 1992.

En Asia, miles de personas se manifestaron en distintos países. Las manifestaciones y marchas en Filipinas tuvieron lugar en Manila, Cebú, Bacolod, Cagayan de Oro, Davao, Tacloban, Kalibo y Estancia, entre otras ciudades de un país poblado por 100 millones de habitantes y con un índice de desempleo del 6,6 %. También hubo marchas en Singapur, Tailandia o Camboya.

En Venezuela miles de simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro se han movilizado desde varios puntos de Caracas hacia la céntrica avenida Bolívar para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores y en apoyo al presidente, que ofrecerá un discurso al término del acto.

Esta movilización en el centro de la ciudad fue convocada por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para "celebrar todas las reivindicaciones sociales", y el jefe de Estado venezolano, por su parte, ha pedido a sus seguidores que esta marcha se lleve a cabo con "espíritu de reivindicación patria".

Los oficialistas, muchos de ellos vestidos de rojo, el color del chavismo, o con uniformes de las empresas del Estado, han coreado consignas a favor del Gobierno y celebran que Maduro anunciase ayer un aumento del 60 % del salario mínimo mensual, que sube a 200.000 bolívares (280 dólares a la tasa de cambio oficial más alta).

En Cuba, fotografías y pancartas en memoria de Fidel Castro y el "Che" Guevara han marcado la marcha del Primero de Mayo en la capital cubana, una celebración festiva sin reivindicaciones laborales dedicada este año a los jóvenes, relevo de la Revolución que lideraron esos dos guerrilleros.

Con la pancarta que rezaba el lema "Nuestra fortaleza es la unidad", estudiantes universitarios fueron los encargados de abrir el desfile en la Plaza de la Revolución de La Habana, con Raúl Castro en la tribuna, vestido de uniforme militar en su último Día de los Trabajadores en el cargo de presidente del país.