Según indica el Ayuntamiento en nota de prensa, la concejalía de Atención a las Personas, que dirige Marisa Ponga, ha diseñado una programación que busca potenciar la creatividad y favorecer la capacidad de relación entre la población como medio para ocupar el ocio, adquirir nuevos modelos de relación entre la población usuaria y reforzar la autoestima del grupo.

Dentro de los diferentes lotes de actividades el primero de ellos se centra en Actividades dirigidas al mantenimiento físico tales como relajación, yoga, pilates, zumba, aerobic, taichí, autocorrección postural, gimnasia hipopresiva, risoterapia, gimnasia y estiramientos.

La nueva concepción de las actividades de centros sociales incluye también un pack de opciones destinadas a la creatividad y promoción de la expresión corporal que supondrá la oferta de talleres sobre artes escénicas (teatro, títeres, mimo y expresión corporal), danza (bailes de salón, latinos, flamenco, danza oriental, danza moderna, hop-swing, hip-hop, biodanza) y la música y el canto (aprendizaje de instrumentos musicales y coro).

La gastronomía centra otro de los bloques temáticos de actividades con el desarrollo de exhibición, manipulación y/o degustación gastronómica (cata de vinos, corte de jamón), repostería y clases de cocina. Los cursos vinculados a las nuevas tecnologías continuarán en los espacios habituales para mejorar la formación en diferentes entornos informáticos y enseñar el manejo de otros dispositivos tecnológicos.

La oferta de cursos y talleres se completa con los talleres dedicados a las artes de costura tradicional, que tienen una gran aceptación entre los usuarios, y que incluyen bolillos, vainicas y tul, patchwork, patronaje,

crochet, tejer o bordado en chantilly.

Consulta aquí más noticias de Asturias.