La mitad de los ecuatorianos que trabaja limpiando casas o cuidando niños en Valencia se encuentra en situación irregular, según denunció ayer, Ángel Gracia, secretario de Cooperación al Desarrollo del sindicato de UGT-PV.

Además, el 80% de los inmigrantes, con independencia de su nacionalidad, que sí tienen permiso de trabajo y residencia no cotiza a la Seguridad Social (porque no tiene contrato, es autónomo pero no se ha dado de alta...).

Así las cosas, desde el sindicato piden más inspectores de trabajo en la Comunitat.

El estudio señala además que el 54% de los inmigrantes ecuatorianios no sabe cuándo podrá regresar a su país, y que las primeras en emigrar son ellas. Lo que más les gusta -sigue- es jugar al fútbol en el río. El 44% lo hace el fin de semana.

El informe es fruto de 50 entrevistas aquí este año.