Con el paso del tiempo, los músculos de la cavidad pélvica van perdiendo elasticidad. Un hecho que se agrava con el embarazo, el parto y el inicio de la menopausia. Estas fugas involuntarias de orina suelen provocar en la mujer problemas en su autoestima y en las relaciones sociales.

Para tratar esta patología se está empleando el láser Fotona, en el que el rayo de luz emitido calienta las paredes vaginales y estimula la producción de nuevas fibras de colágeno. El resultado final es que el órgano genital de la mujer recupera su estructura original, y la paciente, desde el primer tratamiento, comienza a recuperar la sensación de bienestar.

El nuevo Centro Sanitario Salud Intima de la Mujer está aplicando está técnica láser no invasiva e indolora, que en el 99 por ciento de los casos ha dado una respuesta positiva. El objetivo es tratar dolencias ginecológicas como la incontinencia urinaria, la atrofia vaginal, herpes, verrugas o el rejuvenecimiento vaginal.

El equipo médico de Salud Intima de la Mujer está dirigido por el Pedro Torrecillas, y aplica de forma pionera el láser Fotona, que permite una recuperación mucho más rápida que en las intervenciones convencionales. Se tata de un método viene avalado por los resultados satisfactorios en las intervenciones ginecológicas y otras especialidades en Estados Unidos y Europa.

Consulta aquí más noticias de Málaga.