El Instituto de Turismo contó con un stand propio en el que dio a conocer sus experiencias turísticas con mayor capacidad desestacionalizadora y donde se destacaron actividades de turismo náutico, de ecoturismo (aprovechando la celebración del Año del Turismo Sostenible), de enogastronomía y de turismo religioso, bajo el marco del Año Jubilar de Caravaca.

Según indicó el director general del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado, "con esta acción la Región busca aprovechar el buen momento del mercado catalán para incrementar el volumen de turistas nacionales que llegan

a la Región".

Asimismo, subrayó que "el catalán es el quinto mercado emisor de la Región, con una cuota del 6,9 por ciento del total del turismo nacional y 139.770 viajeros en 2016".

Esta tendencia, recalcó, "se repite en alojamientos colectivos. Así, el turismo catalán que optó por alojamiento reglado creció en la Región un 18,4 por ciento el pasado año, al pasar de 78.231 a 92.645 viajeros". El titular de Turismo recordó que con la participación en la Feria 'B-Travel', se da continuidad al trabajo realizado por la Consejería en los 'workshop' de Acave y Avasa, que han servido para difundir este año la imagen del destino en más de 800 agencias de viajes de toda Cataluña.

Fernández-Delgado también recordó que en 2016 la Región registró el mejor dato de turismo nacional de toda su historia: 4,3 millones de visitantes; y fue la tercera comunidad española en la que más crecieron los viajes de turistas residentes en España.

El aumento de estos turistas "resulta muy interesante", añadió Fernández-Delgado, porque cada vez realizan estancias más largas en la Región (con 4,2 días, superan la media nacional que fue de 3,9 días) y gastan más, ya que durante 2016 el gasto medio diario de los viajes de los residentes en España en la Región se situó en 35,32 euros de media, un dos por ciento más que el año anterior.

Consulta aquí más noticias de Murcia.