Una mujer de 29 años dio a luz la pasada noche a su quinto hijo —una niña que pesó al nacer tres kilos— a la altura del número 23 de la calle Época, en el distrito madrileño de Carabanchel, asistida únicamente por su marido que recibió instrucciones del Samur por teléfono para atender el parto.

Según un portavoz de Emergencias Madrid, alrededor de las 20.20 horas de hoy este servicio ha recibido la llamada de una mujer de origen sudamericano comunicando que se dirigía al hospital para dar a luz, pero que tenía contracciones muy continuas, por lo que sospechaba que no llegaría a tiempo y que el parto se iba a producir en plena calle.

El técnico del Samur que atendió la llamada preguntó a la parturienta —que estaba a término de su embarazo— si estaba acompañada por alguien y ésta le contestó que por su marido, al que pasó el teléfono para que recibiera instrucciones de lo que debía hacer para ayudarla en el alumbramiento, que ya era inminente.

Siguiendo las instrucciones que recibía del Samur, el marido tumbó a su esposa en el suelo, le colocó un abrigo bajo la espalda y la ayudó en la expulsión del bebé, una niña que presentaba buen aspecto y que "lloraba con fuerza", según ha señalado el portavoz de Emergencias Madrid.

De acuerdo con los consejos que recibía por teléfono, el esposo de la parturienta abrigó a la niña, comprobó que el cordón tenía pulso, que la pequeña no tenía secreciones en la nariz ni en la boca y que en general su aspecto era saludable.

Al lugar acudió una UVI del Samur cuyos facultativos encontraron a madre e hija en buen estado y, tras estabilizar a la mujer, la trasladaron junto al bebé al hospital 12 de octubre, donde ambas han quedado ingresadas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.