Los Mossos recibieron la llamada de un vecino de la partida Rufea de Lleida, que decía que un hombre quería llevarse unos camiones de su propiedad.

En llegar al lugar, los agentes contactaron con el propietario de los vehículos, que les explicó que se había presentado un hombre que aseguraba haber comprado todos los vehículos por Internet y venía al lugar para recogerlos.

Los Agentes identificaron y detuvieron al presunto vendedor, que llevaba una factura de venta por importe de 6.500 euros, en relación a los vehículos que se encontraban en el descampado.

El detenido, de nacionalidad marroquí, tiene más antecedentes y ha pasado este jueves a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Lleida.