Según han informado a Europa Press desde la Delegación territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, entre estos se incluyen los del campo, hostelería, montajes -metal-, transporte por carretera y limpieza de edificios y locales.

Además, aunque estén vencidos, se encuentran dentro de la negociación habitual los de automoción, comercio de alimentación, construcción, comercio único, oficinas y despachos y suministros industriales, entre otros.

En concreto, el año 2016 se cerró con 43 convenios colectivos, pero hay que tener en cuenta que muchos convenios vencen y hay que comenzar con la negociación para consensuar el nuevo, de ahí la diferencia con el dato del primer trimestre de 2017.

Así, como recoge la memoria anual del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), el año 2016 finalizó con 43 convenios colectivos con vigencia expresa y que han dado cobertura a 54.675 trabajadores y 5.504 empresas aproximadamente. Estas cifras suponen una disminución "significativa" sobre los datos de los años 2014 y 2015, situándose en cifras de 2012.

El pasado año de los 43 convenios vigentes en el pasado año, 16 son originarios y 27 revisados. Entre los convenios originarios es destacable la firma durante esta anualidad de los convenios colectivos sectoriales de transporte, construcción e industrias vinícolas.

Junto a los convenios colectivos con vigencia expresa, 51 convenios colectivos se encontraban en situación legal de prórroga tácita, de ellos cuatro son convenios colectivos de sector, entre ellos los de lavanderías y pompas fúnebres.

Por su parte, según ha explicado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada, "aunque lo ideal sería que los convenios colectivos repercutieran sobre el mayor número de empresas y trabajadores, la proporción en Huelva se encuentra dentro de lo habitual" en este primer trimestre.

A su juicio, "esto es así por la voluntad de las partes, de la patronal y los sindicatos, no porque el Gobierno central, con la reforma laboral, hayan facilitado el diálogo".

Ha recordado que "la reforma laboral inclinó la balanza de las imposiciones hacia el empresario, algo que ya los tribunales de justicia han ido enmendando en los casos más flagrantes". De hecho, Ceada ha indicado que los convenios colectivos cayeron "abruptamente" tras la publicación de la reforma laboral, y "aún estamos por debajo en la estadística respecto a 2010", ha proseguido.

Finalmente, ha señalado que desde la Junta siempre han apostado por "el diálogo" puesto que es "más productivo y beneficioso para todos", al tiempo que ha resaltado herramientas como el CARL y el Sistema de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) para facilitar el consenso en los casos de discrepancia.

Consulta aquí más noticias de Huelva.