Según se declara probado en la resolución, el acusado dirigió a varios juzgados escritos "en los que se atribuía a magistrados y secretarios judiciales la perpetración, entre otros, de delitos de prevaricación, falsedad documental, infidelidad en la custodia de documentos".

Estas afirmaciones las realizaba "a sabiendas de su falsedad y con la intención de desacreditarles y agraviarles", según se precisa en la sentencia, declarada firme tras la conformidad expresada por el acusado.

Así, en el acto de la vista, el procesado "se retracta públicamente y reconoce la falsedad de todas las imputaciones efectuadas", se indica en la resolución.

Por estos hechos, se le condenó por cinco delitos de calumnia, tres de ellos continuados, imponiéndole el pago de una multa de algo más de 3.700 euros. Además, se le condena a indemnizar a las cinco personas perjudicadas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.