Ladera de La Chanca donde se produjeron los desprendimientos
Ladera de La Chanca donde se produjeron los desprendimientos Europa Press/Ayuntamiento de Almería

Lo trabajos vienen determinados de acuerdo con las primeras valoraciones del estudio geotécnico de ingeniería encargado a la empresa 'Paramassi', de tal forma que, a partir del martes, se procederá a realizar un lecho de piedra al objeto de que éste pueda amortiguar cualquier posible caída de elementos menores en la zona en la que ya se produjeron daños materiales a dos viviendas, propiedad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) de la Junta de Andalucía, y una furgoneta.

"Tras la visita a la zona por los técnicos de la empresa y del Ayuntamiento, las obras a realizar tienen por objeto, de un lado, el aseguramiento de parte de la ladera, evitando con ello posibles desprendimientos; y de otro, afianzar las condiciones del terreno y reducir con ello las posibilidades de que se vuelvan a producirse nuevos derrumbes", ha explicado Castellón.

De forma paralela, se dispondrán redes, anclajes o elementos similares para asegurar las zonas "más preocupantes" que se han podido advertir durante la prospección de terreno llevada a cabo. Una actuación más específica que podría iniciarse a finales de la próxima semana.

Castellón ha precisado que "lo primero será, por tanto, evitar la caída de posibles elementos y asegurar, a su vez, la caída de elementos sueltos. Neutralizado ese peligro, se procederá a reducir la piedra mediante su demolición controlada, para lo que será necesario colocar barreras dinámicas provisionales al pie del talud".

Se espera que los trabajos de aseguramiento queden finalizados en un plazo de "dos semanas", según las previsiones de los técnicos municipales. "Conforme se vengan realizando estos trabajos se irá determinando en qué momento se puede facilitar el regreso de los vecinos afectados a las viviendas desalojadas", ha recalcado Castellón.

Por otro lado, se han trasladado a la zona miembros del Cuerpo de Bomberos de la capital al objeto de tratar de poder rescatar, en la medida de lo posible, a los animales que se hubieran podido quedar sobre la zona después de producirse los desprendimientos.

El Ayuntamiento mantiene a siete familias realojadas de las 16 que tuvieron que abandonar sus viviendas, con lo que el resto optó por acudir a viviendas de familiares. En total son 23 las personas, diez de ellas menores, que han sido realojadas tanto en el Centro Municipal de Acogida como en el Albergue Juvenil Inturjoven de la Junta. Mientras se desarrollan los trabajos previstos se mantendrá el perímetro de seguridad establecido y que afecta a 21 viviendas.

Consulta aquí más noticias de Almería.