Según explican, los criterios confirman la intención de superar de partida el número máximo de alumnos por grupo, permitido legalmente, es decir, 25 alumnos en educación Infantil y Primaria, 30 alumnos en la ESO y 35 en Bachillerato.

De esta manera, critican que "los criterios de la Conselleria para confeccionar los grupos quedan bien lejos del proyecto" del documento del Pacto Educativo aprobado por el Consejo Escolar de Baleares.

Según recuerdan, este documento dice que "una educación de calidad implica una reducción significativa de las ratios hasta 20 a la educación infantil , 25 en primaria y 30 en secundaria y bachillerato", ratios que "no se pueden superar en ningún caso", señalan.