Según informa el Gobierno andaluz en una nota, la nueva orden, que saldrá próximamente tal y como ha transmitido Sánchez, se concederá en concurrencia competitiva y está destinada especialmente a personas mayores o con movilidad reducida, "a quienes podemos ayudar a mejorar su calidad de vida en su propia vivienda".

El delegado territorial ha recordado que desde el inicio de estas ayudas hasta 2.016 han sido 12.500 familias quienes se han beneficiado de más de 70.000 ayudas, por un importe que supera los 90 millones de euros, fondos que han permitido eliminar barreras, ampliar entradas o salidas en habitaciones, distribuir de forma diferente la vivienda o adecuar los cuartos de baño. "Unas pequeñas reformas que permiten a las familias continuar en las mismas, facilitando su movilidad con mayor seguridad", ha añadido.

Esta línea de ayudas para la adecuación funcional básica de las viviendas está dirigida a viviendas que constituyan la residencia habitual y permanente de las personas mayores y personas con discapacidad o movilidad reducida. Está contemplada dentro del Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020, aprobado en agosto del pasado año y que prevé el desarrollo de 188.545 actuaciones, con una inversión pública cercana a los 730 millones de euros.

Sánchez ha recordado que los principales objetivos del Plan son la lucha contra los desahucios, el fomento del alquiler y la rehabilitación. En este sentido, el Gobierno andaluz ha abierto las líneas de ayudas para afrontar el pago del alquiler de la vivienda habitual a las familias andaluzas con ingresos limitados o en situación de especial vulnerabilidad, publicada en verano de 2016 y dotada con 16,3 millones; así como las destinadas a la rehabilitación de edificios residenciales, dotada con 16,07 millones de euros y destinada a obras y trabajos de conservación, mejora de la calidad y sostenibilidad; y las referidas a la accesibilidad de edificios de comunidades de propietarios.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.