Al parecer, fue una vecina quien avisó a los agentes, ya que llevaba todo el día sin ver al afectado. Los agentes forzaron una ventana para acceder al interior de la vivienda, donde encontraron al hombre, un holandés de 75 años, inmóvil en un sofá, semi-inconsciente con parálisis en la parte izquierda de su rostro, y con evidentes síntomas de estar in extremis.

El hombre fue trasladado en una ambulancia de Cruz Roja hasta el centro de salud de Santa Pola, desde donde fue derivado al Hospital Clínico de Elche, donde ha quedado ingresado.

Consulta aquí más noticias de Alicante.