Una gabarra conducida por el remolcador portugués Monte da Luz ha encallado este viernes frente a la costa de Benalmádena (Málaga) mientras intentaban llegar a puerto a raíz del temporal que sufre el sur de Andalucía y que en la provincia de Málaga ha obligado a decretar la alerta naranja por lluvias.

El remolcador alertó sobre las 11.40 horas a Salvamento Marítimo, según han informado a Efe, de que estaba intentando derivar a tierra debido a las malas condiciones meteorológicas, pero que no era capaz.

Salvamento Marítimo envío al lugar a las embarcaciones Sertosa 28 y Salvamar Alnitak para ayudar al remolcador portugués pero, debido a que el tiro de línea estaba enredado, no han podido ayudarle.

Finalmente, el remolque se ha roto y la gabarra se fue a la deriva hasta encallar frente a Benalmádena, entre las zonas de Torrequebrada y Playa Hondo, han señalado a Efe fuentes de Salvamento Marítimo.

Transporte de cemento

La gabarra, de nombre Agronauta y de 43 metros de eslora, 32 de manga y dos de calado, se desprendió sobre las 14.18 horas y es una superestructura que transporta bloques de cemento para obras en el mar. Contiene 150 litros de combustible para su propio consumo, según han informado desde Salvamento Marítimo en un comunicado.

Ambos barcos partían de Cartagena (Murcia) y tenían como destino Cádiz.

La Agronauta, que partió de Cartagena (Murcia) con destino Cádiz, ha encallado en una zona rocosa a escasos metros de la costa, han manifestado las fuentes a Efe, si bien parece estar estable y no hay riesgos a priori.

El remolcador de Salvamento Marítimo Luz de Mar controla desde las 17.00 horas la situación de la gabarra. Este remolcador permanecerá en la zona y habrá que esperar a que el propietario de la gabarra presente un plan de reflotamiento en la Capitanía Marítima. Además, han señalado que será necesario una mejora del tiempo.

El alcalde del municipio, Víctor Navas, ha asegurado a través de su cuenta de Twitter que "no hay peligro para la población".

El temporal de mar en el litoral malagueño, que ha provocado olas de tres y cuatro metros y alerta naranja por vientos, ha propiciado que esta plataforma se soltara del remolcador portugués Monte da Luz, que la trasladaba a Cádiz, al mediodía del pasado jueves.

Consulta aquí más noticias de Málaga.