El director del proyecto, Pedro Salas, ha explicado que "a través de los mercados se quiere contribuir a su comercialización y acercarlos tanto a la población que vive en el territorio, como a los turistas que llegan".

Este proyecto ha incluido una fase inicial que ha estudiado cómo son y cómo funcionan estos mercados en pequeñas localidades turísticas de Altos Pirineos, donde hay una larga tradición, y una segunda, que comprende la organización estos mercados en el Pirineo altoaragonés para impulsar esta experiencia.

Tendrán lugar en varias localidades para dar a conocer los productos locales. Así, en este primer año, además de Hecho, se celebrarán en Aínsa, el 10 junio; Boltaña, el 1 julio; Benasque, el 15 de julio, y Villanúa, el 16 de septiembre. La iniciativa se completará al año siguiente con las citas de Graus, el 24 febrero; Biescas, el 14 julio; Ansó, el 25 agosto y Benabarre, el 6 de octubre.

De la realización de estos nueve mercados se elaborará unas conclusiones y se propondrá un modelo de organización. Los ayuntamientos decidirán tras la experiencia y las conclusiones, si continúan impulsándolos en años posteriores como una forma de venta para los productores de su comarca y como un recurso turístico más que diferencie sus localidades.

Consulta aquí más noticias de Huesca.