Taller escuela de atopia dermatitis atópica málaga salud niños menores hospital
Taller escuela de atopia dermatitis atópica málaga salud niños menores hospital EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

La quinta edición de la Escuela de Dermatitis Atópica, que coordina la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Regional de Málaga, reúne en el Hospital Materno Infantil a 30 menores afectados por esta enfermedad y a 42 padres y madres.

Estos talleres terapéuticos dirigidos a niños afectados por esta enfermedad y a sus padres, comenzaron a realizarse en Málaga hace tres años. Con esta edición, suman ya 119 menores y 246 adultos los formados en la Escuela de Dermatitis Atópica, la única que existe en Andalucía.

El taller de educación terapéutica sobre dermatitis atópica - iniciativa de la Fondation pour la Dermatite Atopique- tiene como

objetivo dar a conocer mejor la enfermedad, sus diferentes tratamientos y cómo manejar los síntomas de esta patología "que altera de forma significativa, en muchos casos, la calidad de vida de los menores y sus padres".

Para el responsable de la escuela de atopia y dermatólogo de la Unidad de Dermatología Infantil (perteneciente a la UGC de Dermatología del Hospital Regional), Ángel Vera, "es importante que tanto los padres como los profesionales sanitarios y educadores conozcan más sobre la naturaleza de la dermatitis atópica, sobre sus tratamientos, y las repercusiones en la vida de los pacientes y de sus familias, para saber convivir

mejor con esta enfermedad".

UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

La dermatitis atópica, o eczema atópico, es la enfermedad crónica dermatológica infantil más prevalente ya que afecta al 15 por ciento de la población entre cero y 14 años. Su etiología es genética, existiendo, una predisposición hereditaria a tener una serie de enfermedades alérgicas relacionadas. Así, una persona con dermatitis atópica puede, aunque no necesariamente, presentar además otras patologías tales como asma, rinitis alérgica, o alergias alimentarias.

Esta enfermedad crónica, que cursa en brotes, se caracteriza por lesiones cutáneas inflamatorias en forma de eccemas e intenso prurito. El tratamiento es muy variable pues depende de la intensidad de la clínica pudiendo ir desde la simple aplicación de cremas hidratantes para calmar el picor, a la toma de inmunosupresores en los casos más graves.

La cronicidad de las lesiones y el intenso picor provocan importantes alteraciones en la calidad de vida de muchos niños y de sus familias, han precisado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

FORMACIÓN ESPECÍFICA

En un aula preparada especialmente para los niños, una enfermera de la Unidad de Dermatología ha enseñado a los pequeños la importancia de la hidratación de la piel, cómo aplicarse las cremas de tratamiento y cómo masajear las zonas afectadas con aceites para aliviar el picor. Los menores han recibido también una clase de 'mindfullness' por parte de una psicóloga clínica, que mediante ejercicios prácticos les ha enseñado cómo prestar atención a sensaciones corporales y a sus pensamientos. Este espacio de aprendizaje ha contado con la participación de payasos y un mago.

En paralelo, los progenitores han recibido formación sobre las manifestaciones de la enfermedad, su evolución, manejo, tratamiento, repercusiones psicológicas, y su relación con otras alergias, por parte de un equipo de profesionales sanitarios formado por dermatólogos, alergólogos, pediatras y psicólogos clínicos.

Asimismo, los padres han podido plantear sus dudas a los especialistas, finalizando el taller con la participación de una pediatra experta en el entrenamiento de personas para mejorar el desarrollo e implementación de habilidades específicas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.