La Guardia Civil de Lugo, en el marco de la 'Operación Hated', ha tomado declaración como investigado a un vecino de Monforte de Lemos, de 55 años de edad, al que le imputan un delito de incitación al odio durante un partido de fútbol de segunda autonómica.

Los hechos ocurrieron en el campo de fútbol de A Poste (Rubián) el pasado 3 de abril, en un partido de segunda división autonómica que enfrentaba al Rubián y al Sober.

Según ha informado el Instituto Armado, el árbitro del encuentro, un joven de origen argelino, se vio obligado a entrevistarse con el delegado de campo en varias ocasiones porque un aficionado "discutía continuamente sus decisiones con insultos y expresiones racistas".

Finalmente, "observando que la actitud del autor de los hechos no cesaba, tomó la decisión de suspender el encuentro en el minuto 74", según indican las mismas fuentes, y solicitar la presencia de la Guardia Civil.

La Benemérita, que colabora con la Fiscalía Provincial de Lugo para la erradicación de las conductas de odio y, según añade, "tiene especial interés en perseguir toda vulneración de las normas legales sobre discriminación", inició una investigación al respecto.

PENAS

Así, ha tomado declaraciones a testigos de lo sucedido y "valorando la gravedad y el componente discriminatorio de las expresiones realizadas por el autor de los hechos", según destaca, ha tomado la decisión final de considerarlo autor de un delito de incitación al odio.

El delito de incitación al odio, regulado en el artículo 510 del Código Penal, puede acarrear penas de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses, según indica la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Lugo.