Así lo ha anunciado la portavoz del Govern, Pilar Costa, durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern.

Este documento se elevó al Consejo Social de Cooperación de Baleares el pasado 19 de abril para que diera su visto bueno y hoy el Consell de Govern le ha dado la aprobación definitiva. Este plan marca los objetivos, las prioridades y los recursos del Govern en materia de cooperación.

En el año 2017 la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación destinará 3 millones de euros a las convocatorias de subvenciones a entidades de cooperación, lo que supone un incremento de 310.000 euros respecto del presupuesto del año 2016.

La convocatoria de ayudas a proyectos de cooperación crece en cuantía y tiene un importe de 2.148.400 euros. También se incrementa en 50.000 euros el presupuesto destinado a la ayuda humanitaria de emergencia.

La convocatoria de emergencias se transforma en convocatoria de postemergencias para adaptarla a la gestión de las situaciones de urgencia humanitaria provocadas por desastres, y se destinan a ella 300.000 euros. Por otra parte, también se garantizan las convocatorias de ayudas a proyectos de sensibilización y educación para el desarrollo, con un importe de 450.000 euros, y de cooperantes, con un importe de 100.000 euros.

Para dar más agilidad en el proceso de concesión y más facilidad a la hora de justificar las subvenciones, se ha elaborado un decreto de subvenciones que regula y simplifica los procedimientos.

Por otra parte, también se incrementan en 120.000 euros, respecto del año pasado, las aportaciones a los tres fondos de solidaridad, que recibirán un total de 630.000 euros. Crece en 60.000 euros el presupuesto destinado al Fons Mallorquí de Solidaritat i Cooperació, que recibirá una aportación de 310.000 euros, mientras que el Fons Menorquí de Cooperació y el Fons Pitiús de Cooperació recibirán 160.000 euros cada uno, lo que supone un aumento de 30.000 euros para cada fondo.

También se prevé para este año la elaboración de un plan de evaluación externa de las intervenciones subvencionadas por el Govern, realizar misiones y visitas técnicas de seguimiento de los proyectos de cooperación y llevar a cabo proyectos de cooperación bilateral, además de mantener el compromiso con programas de entidades como la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Próximo Oriente (Unrwua) o la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.