Pescado intervenido
Pescado intervenido GUARDIA CIVIL

Además, el pescado, de la especie bacaladilla, carecía de documentación y etiquetado, aunque según señala la Guardia Civil, supuestamente procedía de Ayamonte (Huelva) y tenía como destino su venta en Mérida.

La actuación tuvo lugar en la madrugada de este pasado jueves, cuando el Destacamento de Trafico de la Guardia Civil de Zafra, identificó al conductor de un furgón que transitaba por la carretera A-66, dentro del término municipal de Almendralejo, un vehículo que se encontra de baja temporal para la circulación.

Tras la identificación de su conductor e inspección del vehículo, los agentes observaron que en su interior transportaba 90 cajas con 570 kilogramos de pescado de la especie "bacaladilla", que estaba "carente de las mínimas condiciones".

Esta situación se comunicó al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Don Benito, cuyos agentes, al llegar al lugar, comprobaron que el furgón "no posee dispositivo isotermo, lo que hace imposible la continuidad en la cadena de frío", además estaba "carente de documentación que acredite su legal procedencia y etiquetado que demuestre su trazabilidad" y tenía "irregularidades" respecto a tallas mínimas del pescado.

Por todo ello, los agentes intervinieron la mercancía y dieron aviso a facultativos veterinarios de la Junta de Extremadura, quienes levantaron acta al considerar el género no apto para el consumo humano.

El pescado presuntamente procedía de Ayamonte y tenía como destino su venta en Mérida, según manifestación del infractor, unos hechos que la Guardia Civil investiga.

Señala la Guardia Civil que el infractor es un vecino de la localidad Ayamonte, que se enfrenta a sanciones administrativas, tanto a la legislación de salud pública como a la Ley de Pesca Marítima.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.