En una nota, el PP ha indicado que ha solicitado un informe a la Secretaría General del Ayuntamiento "donde certifique cuáles son las consecuencias jurídicas de la postura del equipo de gobierno de abstenerse en debatir las propuestas de la oposición, considerándolas ruegos y no sintiéndose vinculados por el resultados de las votaciones plenarias"

Asimismo, el PP, "aparte de considerar que se lesionan los derechos fundamentales de los concejales como representantes legítimos de los sanluqueños democraticamente elegidos", ha lamentado que "se merme la capacidad de confrontar los proyectos, las ideas, y la posibilidad de trabajar con transparencia en las iniciativas que el PP presenta, al igual que el resto de los otros grupos municipales".

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento sanluqueño, Ana Mestre, ha afirmado que "los derechos democráticos no pueden usurparse y los derechos de los concejales tampoco". Así, ha asegurado que "si es necesario volveremos a los tribunales a exigir nuestros derechos, al igual que acudimos en la pasada legislatura por vulneración de los derechos fundamentales de los concejales".

"Es indignante que tuviéramos que escuchar en el salón de plenos que si la oposición hace propuestas que no estén en su programa electoral, no las harán", ha afirmado Mestre, que ha preguntado "para quiénes gobierno el PSOE".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.