Los Mossos d'Esquadra han confirmado que una menor ha sido ingresada en la unidad psiquiátrica de un centro hospitalario por participar en un juego virtual que incita al suicidio, según ha avanzado la SER. La información de este medio indica que se trata de una joven de 15 años, extremo que la policía no ha confirmado. Sí ha explicado que el instituto en que la chica cursa estudios está al caso de la situación.

Según parece, la joven participaba en un juego conocido como Ballena Azul. Este incita a los participantes a superar 50 retos en 50 días. El último es quitarse la vida.

El instituto en el que estudia la chica está al caso de la situaciónSegún explica la SER, la chica superó el primero de los 50 retos a principios de abril, y tenía que superar uno cada día hasta llegar al último antes del verano, cuando se tenía que suicidar. Una de estas pruebas consistía en automutilarse al brazo.

Al parecer, la chica contactó con una persona a través de una red social que le dio a conocer este juego. La SER también especifica que esta persona monitorizaba el proceso, y que advertía a la joven de que una vez empezado el juego, ya no lo podía abandonar.

Finalmente personas del entorno de la joven se enteraron de la situación en que estaba inmersa y contactaron con especialistas. Estos acordaron el ingreso de la menor en un centro hospitalario.

Primer caso en España

Este caso, adelantado por la Cadena Ser, es el primero que se detecta en España.

Los participantes deben demostrar que superan los retos con fotografías o grabándose en vídeos que se suben a internet.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook con las pruebas que deben realizar, tales como dibujar una ballena en un papel, cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo con una cuchilla o pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror.

Tras finalizar los retos, el "curador" pide al participante que se suicide.

Según han informado fuentes cercanas al caso, los responsables de la escuela en la que estudia la chica alertaron a los Mossos d'Esquadra al temer por la situación de la menor, en la que advirtieron comportamientos extraños.

Ante esta situación, el centro educativo y la policía catalana hicieron un seguimiento de la joven para garantizar su asistencia médica, como finalmente ha ocurrido, con su ingreso hospitalario.

Los Mossos continúan trabajando en el caso para corroborar la autenticidad de la versión del entorno de la chica, que alertó de se había autolesionado siguiendo este reto suicida.

Los gobiernos y autoridades de diversos países latinoamericanos, entre ellos Brasil, Bolivia, Colombia, Chile o Uruguay, han alertado públicamente en los últimos días sobre los riesgos de este macabro juego, que habría originado ya varias muertes entre los adolescentes de estos países.

Aunque el origen del juego no esta claro, algunas fuentes lo sitúan en Rusia, donde también se habrían producido suicidios de adolescentes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.