Le Pen
La candidata a la presidencia por el FN, Marine Le Pen. IAN LANGSDON / EFE

El hombre designado por Marine Le Pen para sucederla al mando del ultraderechista Frente Nacional, Jean-Francois Jalkh, ha rechazado la oferta tras la polémica suscitada en torno a él por declaraciones que se han relacionado con el negacionismo del holocausto.

Al parecer, fue durante una entrevista realizada la pasada década en un magacín político cuando mostró sus dudas sobre el uso del pesticida Zyclon B en las cámaras de exterminio nazis.

Estas declaraciones podrían equivaler a negar el Holocausto, lo que queda ratificado como delito en Francia.

Según aseguró el jueves al diario francés Le Monde, Jalkh no tenía constancia de esta entrevista que fue concedida en 2005 a la académica Magali Boumaza y publicada en el dossier del Le Temps des savoires (Los Tiempos del conocimiento).

"Es la primera vez que escucho esta basura. No tengo ningún recuerdo de ello. Quizás concedí una entrevista sobre este tema, que no es precisamente de mis favoritos", ha señalado.

En la entrevista, desenterrada por el diario La Croix, Jalkh consideró que es "imposible" que el Zyklon B hubiera sido empleado en tareas de exterminio porque "es un gas que tarda varios días en disiparse" y aplaude el "rigor" de ciertos argumentos realizados por el conocido negacionista Robert Faurisson.

El actual vicepresidente del FN, Louis Aliot, ha confirmado este viernes la renuncia de Jalkh a la cadena belga BFMTV y anunciado a Steeve Briois, también vicepresidente del partido y alcalde de Hénin-Beaumont, como nuevo jefe en funciones de la formación mientras Jalkh presenta "las quejas pertinentes para defender su honor".