Troitiño
 Fotografía de archivo (23/06/2014), del histórico etarra Antonio Troitiño, tomada a su llegada al Tribunal de Magistrados de Westminster, en Londres. EFE

El Tribunal Superior de Londres ha autorizado la extradición a España del etarra convicto Antonio Troitiño; se le reclama por presunta reintegración a ETA.

Los jueces Ian Burnett y Duncan Ouseley rechazaron una petición de la defensa de prorrogar una orden judicial previa que impedía la entrega del acusado a la espera de que concluyera un juicio paralelo de inmigración que tiene pendiente en el Reino Unido.

La decisión de los magistrados significa en principio que Troitiño, de 59 años, puede ser entregado por las autoridades británicas a la Audiencia Nacional española en el plazo de diez días.

Al pronunciar su dictamen, Burnett y Ousley consideraron que ese juicio en el Alto Tribunal de Inmigración y Asilo, fijado para los días 9 y 10 de mayo, no bloquea la extradición, debido a que el acusado "no formalizó una petición de asilo" en su momento de la forma requerida.

La defensa de Troitiño argumentó durante este proceso que, en base a la ley de extradición británica, un sospechoso no puede ser entregado a un tercer país si tiene pendiente en el Estado de acogida una solicitud de asilo político.

Los abogados del etarra convicto obtuvieron el pasado febrero una orden judicial de emergencia para frenar su entrega a España hasta que se resolviese el juicio de mayo -orden que ahora ha sido revocada-.

La Agencia Nacional del Crimen (NCA, en inglés) del Reino Unido había procedido a la extradición después de que el 9 de febrero otros jueces del Superior le hubieran denegado a Troitiño la posibilidad de llevar su caso hasta el Tribunal Supremo.

Cuatro procesos de extradición

Durante el proceso que este viernes concluyó, Burnett y Ousley oyeron también los argumentos del ministerio del Interior, de la NCA y de la fiscalía británica, que representa a la Justicia española en el proceso de extradición. Ninguna de las partes interesadas estuvo presente en la vista de hoy, como es habitual cuando se divulgan los dictámenes.

Detenido por primera vez en la capital británica en 2012, Antonio Troitiño ha protagonizado cuatro procesos de extradición en el Reino Unido, en virtud de cuatro euroórdenes emitidas por la Audiencia Nacional española. Llegó a este país después de haber salido en libertad en España en abril de 2011, tras cumplir una pena de 24 años por varios atentados cometidos en los años 80.