Bandas latinas
Fotografía de una detención de miembros de bandas latinas en Madrid. ARCHIVO

Las bandas latinas amenazan con experimentar un nuevo apogeo en la Comunidad de Madrid, donde aterrizaron hace más de una década. Las autoridades policiales hablan de una importante disminución de sus miembros en los últimos años, pero lo cierto que esta circunstancia coincide con un repunte de su actividad delictiva, especialmente en el último año.

Actualmente, la policía estima que en la región hay como máximo 300 pandilleros, frente a los 800 de 2008, lo que supone un 62% menos. Sin embargo, se muestran más activos. En 2016, se produjeron 302 detenciones relacionadas con reyertas y otros episodios de violencia entre bandas latinas, un 34% más que el año anterior, según datos oficiales del Gobierno. Esto provocó un incremento del 43% en las operaciones policiales contra estas bandas al producirse 158 actuaciones.

Cada vez         hay más enfretamientos y asesinatos entre ellos por recuperar el territorio "Cada vez hay más enfretamientos y asesinatos entre ellos por recuperar el territorio. Esta gente no deja sin acción ninguna agresión", explican fuentes policiales, que recuerdan  la muerte de un adolescente de 15 años en marzo de 2016 en la Puerta del Sol a manos de los Dominican Don't Play (DDP), la banda dominicana que junto a los Trinitarios, del mismo origen, acaparan la mayor parte de la violencia.

No obstante, las mismas fuentes revelan que en los últimos tiempos los Ñetas han sido protagonistas de nuevo de acciones violentas: "El año pasado han protagonizado varios episodios violentos, como el tiroteo a un Trinitario en Vallecas  para vengar la muerte de un menor de la banda". En 2016, se registraron tres muertes en la región por enfrentamientos entre bandas latinas, las mismos que en 2005 y 2006, años en los más homicidios se había producido por choques entre estos grupos.

Las bandas latinas tienden a asentarse en zonas muy concretas, como parques y zonas de ocio (pistas polideportivas al aire libre, en el entorno de centro comerciales...), donde poder asentarse y lucrarse con la venta de droga. "El objetivo es acaparar en exclusiva una parte del mercado de la droga sin competidores para asegurarse su existencia y beneficio", aseguran expertos en tribus urbanas.

La Delegación del Gobierno ha reconocido que hay "un ligero repunte" en el último año y en los últimos meses. "Estamos vigilantes desde el año pasado, pero lo importante es que estamos encima. Lo tenemos controlado, pero no vamos a bajar la guardia", ha asegurado sobre este asunto la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

Incuso el Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha mostrado públicamente su preocupación por el repunte de la actividad criminal de las bandas latinas desde 2015, un hecho que se ha reflejado en las memorias del órgano judicial. "Están protagonizando hechos de especial gravedad", señaló Caballero a principios de octubre del pasado año.

Trinitarios, la banda más numerosa

En la región, según el Ministerio del Interior, Trinitarios es la banda con más presencia (80 miembros), con 12 grupos repartidos entre Leganés, Vallecas, Alcalá de Henares, Usera, Cuatro Caminos-Tetúan, Villaverde Alto, Villaverde Bajo, Fuenlabrada, Parla, Valdemoro, Collado Villalba y Orcasitas. Por su parte, los Dominican (50-60) cuentan con ocho grupos a los que denominan coros en Alcobendas, Lavapiés, Prosperidad, Villaverde, Usera, Tetuán, Argüelles y Campamento.

Los Ñetas (60-70), con siete pandillas, se concentran en Vallecas (dos), Quintana, Villaverde, Arganzuela, Torrejón de Ardoz y Parla. Por último, los Latin King (30) tienen hasta nueve grupos diseminados por Leganés, Móstoles, Puerta del Ángel, Entrevías, La Elipa, 12 de Octubre, Vallecas, Alcobendas y Fuenlabrada. Esta última banda, pionera en Madrid, está en claro declive desde la condena a cuatro años de prisión de su líder, Eric Javier Jara Velastegui, en 2011. Estos cuatro grupos están ilegalizados por la justicia en España.

Las últimas peleas con más violencia

> 12 de marzo (2017). La Policía Nacional detuvo a 11 jóvenes tras una pelea de bandas latinas en la plaza Patricio Martínez (Latina).  Hubos disparos y navajazos.

> 15 de enero (2017).Un joven de 25 años y nacionalidad dominicana falleció tras recibir dos disparos cuando se encontraba en un bar de la calle Topete, en el distrito de Tetuán. El joven disfrutaba de un permiso penitenciario. 

> 28 de noviembre (2016). Una pelea entre miembros de los DDP fue la causa de la muerte de un joven de 18 años en Alcobendas, donde recibió un tiro en el pecho tras una reyerta entre diez personas.

> 6 de marzo (2016). Un joven dominicano de 15 años, miembro de los Trinitarios, según la policía, falleció en una reyerta multitudinaria que se produjo en la Puerta del Sol.

Consulta aquí más noticias de Madrid.