Pantano del Ebro
Pantano del Ebro AYUNTAMIENTO

Originaria de Asia, África y Australia, su expansión se ha realizado por amplias zonas del planeta asociada al comercio global, la agricultura, las actividades recreativas y el

transporte. Como el resto de especies invasoras, produce graves alteraciones en los ecosistemas acuáticos y graves impactos económicos en las zonas que coloniza, siendo uno de los principales problemas medioambientales a los que se enfrenta la comunidad científica.

Tiene un tamaño entre 3 y 5 centímetros de longitud y valvas ovaladas de consistencia dura, con estrías de crecimiento muy marcadas. Presenta una coloración normalmente en tonalidades marrones, verdosas y/o amarillentas.

Se trata de una especie de crecimiento rápido y puede llegar a vivir hasta siete años.

Habita fondos de arena de arroyos, ríos y lagos de aguas claras y bien oxigenadas, si bien no tolera bien las aguas muy contaminadas. En general se trata de una especie de rápido crecimiento, madurez sexual temprana, ciclo de vida corto y alta fecundidad.

En España fue detectada por primera vez a principios de los 80 en la cuenca del río Miño. Más tarde se expandió por las cuencas del Ebro, Guadiana, Duero y cuencas internas de Cataluña.

En el Ebro, la primera colonia se detectó en el 2002, en el embalse de Mequinenza. En 2005 se confirmó su presencia en otros pantanos del Ebro y un año después en el Canal Imperial. Desde entonces, se ha extendido por toda la cuenca.

El Ayuntamiento de Campoo de Yuso recuerda la existencia de una Estación de Desinfección de Embarcaciones en la localidad de Corconte y de protocolos oficiales para el control de las Especies Exóticas Invasoras.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.