Policía de Guatemala
Una imagen de archivo de la policía de Guatemala durante una operación. GTRES

 Un total de diecisiete reclusos han sido encausados, acusados de violar y agredir sexualmente a un compañero de veinte años que compartía cárcel con ellos.

Según la investigación de la Fiscalía de Distrito de Chimaltenango, los hechos tuvieron lugar en el sector tres del centro de prisión preventiva de ese departamento el 10 de mayo del año pasado.

La víctima, que guardaba prisión en ese centro por el delito de violación con agravación de la pena, fue violada por otros 17 hombres que serán procesados por los delitos de violación con agravación de la pena y agresión sexual con agravación de la pena.

Aunque la víctima declaró que solo uno de los sindicados ejecutó el acto de la violación, la fiscalía solicitó ligar a proceso por ese delito al resto de involucrados. El Ministerio Público (MP) se basó para ello en el artículo 36 del Código Penal, que se refiere también como autores a "quienes fuercen o induzcan directamente a otro a ejecutar" el delito.

Guatemala, con una media de 16 asesinatos diarios, es uno de los países más violentos del mundo y según las autoridades la mayoría de los homicidios son perpetrados por las pandillas y los narcotraficantes, dos de los grandes flagelos del país.

En los 22 centros carcelarios de Guatemala hay más de 20.000 presos, lo que representa un hacinamiento del 200%, de acuerdo con las autoridades, que han reconocido en numerosas ocasiones que el control de las cárceles recae en las pandillas y no en ellos.