Pancartas en Barcelona
Un asistente a la concentración convocada por la plataforma 'Som Catalunya, Somos España' en el centro de Barcelona a favor de la convivencia y la unidad de España coincidiendo con el Día de la Hispanidad. Toni Garriga/ EFE

La Fiscalía pide tres años de cárcel para dos líderes ultras acusados de llamar al uso de las armas contra el independentismo en una manifestación organizada por la extrema derecha en Barcelona el Día de la Hispanidad de 2013, en que se corearon lemas como "Artur Mas, a la cámara de gas".

En su escrito de acusación, el fiscal de Delitos de Odio y Discriminación acusa a los dos ultras, Pedro Pablo Peña y Manuel Andrino, que cuentan con antecedentes penales, de sendos delitos contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, por lo que les pide multas de 3.600 euros.

Se da la circunstancia de que Manuel Andrino había sido condenado a tres años de cárcel por el Tribunal Supremo por el asalto al centro cultural Blanquerna de la Generalitat de Cataluña en Madrid, ocurrido en la Diada del 11 de setiembre de 2013.

El ministerio público acusa a ambos procesados, vinculados a movimientos y formaciones políticas de extrema derecha, de incitar al uso de la violencia para atajar el independentismo, tanto en los discursos que pronunciaron en Montjuïc, al término de la manifestación, como en sus entrevistas posteriores a los medios.

Según mantiene el ministerio público, Pedro Pablo Peña, condenado a tres años y medio de cárcel por tenencia de explosivos, y Manuel Andrino, que acumula sentencias por desórdenes públicos y daños con la agravante de discriminación ideológica, lideraron la marcha que el Día de la Hispanidad de 2013 transcurrió entre la plaza España de Barcelona y la plaza Sant Jordi de Montjuïc.

Dicha manifestación había sido organizada por la plataforma La España en Marcha, integrada por las organizaciones de extrema derecha Democracia Nacional, Falange Española y Alianza Nacional y las asociaciones Nudo Patriota Español, Acción Juvenil Española y Movimiento Católico Español.

Al inicio de la marcha, se concentraron unas 150 personas a las que se sumaron posteriormente otras 126 que llegaron en autocar desde Madrid, treinta de los cuales acumulaban antecedentes por delitos violentos, según pudieron constatar los Mossos d'Esquadra que los identificaron y registraron. Durante el recorrido, sostiene el fiscal, los acusados profirieron cánticos y gritos como "Artur Mas, cámara de gas", "Esta es nuestra tierra y hay que defenderla", "Periodistas, terroristas" o "Separatistas, terroristas", y exhibieron banderas y símbolos vinculados a movimientos de extrema derecha y neonazis, como cruces célticas o insignias preconstitucionales españolas.

En sus discursos al término de la manifestación, los acusados incitaron a los asistentes a realizar actos violentos, "guiados por su animadversión y su densa hostilidad" contra los independentistas, anarquistas y "okupas". "El separatismo catalán usa armas peores. Y eso es más infame que pegarle un tiro en la nuca a alguien. Es preferible morir de un tiro que morir poco a poco como mueren los españoles en Cataluña" o "La bala debería ser para la clase política española, y para la cúpula militar que ha permitido este atropello" son algunas de las afirmaciones que hizo Pedro Pablo Peña.

Manuel Andrino, por su parte, arremetió en su discurso contra "demócratas, cobardes y corruptos por igual" y llamó a sus correligionarios a estar dispuesto "a morir, pero también a matar, por España". Ambos dirigentes ultras repitieron después sus afirmaciones en varias entrevistas televisivas, con lo que el fiscal cree que tuvieron "una amplia difusión en medios de comunicación de toda España, gráficos, audiovisuales y radiofónicos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.