Mireia Boya, Anna Gabriel, CUP
Mireia Boya y Anna Gabriel, de la CUP. EUROPA PRESS

La CUP de Terrassa ha propuesto hacer una campaña contra el "despatarre" o "manspreading", como se denomina a la práctica de algunos hombres de sentarse con las piernas abiertas en el transporte público, ocupando con ello más de un asiento.

La formación ha informado este jueves en un comunicado que esta propuesta forma parte de las políticas enfocadas a alcanzar la igualdad de género, afirmando que esta actitud la "sufren" habitualmente las mujeres.

Aseguran que algunos hombres hacen un uso del transporte público "abusivo" y "expansivo" cuando se sientan en autobuses, trenes o metros, con las piernas abiertas totalmente "espatarrados" y ocupando más de un asiento.

"Invaden el espacio vital de las otras personas, habitualmente mujeres, en una muestra de machismo y micro-agresión que puede incomodar a quien lo tiene que sufrir", afirma la portavoz de la CUP de Terrassa, Sara Moya.

Sensibilizar

De este modo, la CUP propone realizar una campaña en las marquesinas del transporte público de Terrassa para visualizar y sensibilizar contra esta actuación, que incluya tanto los espacios de Renfe como los de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC).

La CUP apuesta también por un cambio en la simbología gráfica de los lavabos de los edificios públicos y otros espacios para que "dejen de reproducir roles sexistas", como las mujeres con falda y los hombres con pantalones.

La propuesta de Nuevas Masculinidades de la CUP también propone una campaña de sensibilización sobre la masculinidad hegemónica, abordando aspectos como la "corresponsabilidad" en el trabajo doméstico.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.