Entre enero y marzo, la facturación se situó en 2,9 millones de euros, lo que supone un ascenso del 10,8 por ciento, impulsada por el buen comportamiento de las ventas nacionales, que crecieron un 8 por ciento, al tiempo que las del mercado exterior se elevaron un 30 por ciento.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), por su parte, cayó un 2,2 por ciento, hasta los 761.000 euros, lo que supone un 26 por ciento sobre el importe neto de la cifra de negocios consolidada.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.