Manuel Moix
El Fiscal Anticorrupción, Manuel Moix. Comunidad de Madrid

El fiscal Carlos Yáñez no tiene previsto renunciar como fiscal de la causa en la que investiga los delitos de corrupción derivados del caso Lezo. Retomará la actividad durante la próxima semana tras unos días de descanso.

El entorno del fiscal Anticorrupción lo ha confirmado a Europa Press, reconociendo la existencia de un enfrentamiento entre Yáñez y su superior Manuel Moix en relación con la práxitica de determinadas diligencias en el caso en el que la Audiencia Nacional mantiene en prisión preventiva, entre otros, al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Dichas discrepancias, respecto de determinados registros vinculados a operaciones de la empresa interamericana de Aguas y Servicios (Inassa) -filial del Canal de Isabel II- provocaron que este fiscal, que no tiene plaza fija en Anticorrupción y ejerce en comisión de servicios, amenazara con apartarse del caso.

Se mantendrá si no hay relevo

Sin embargo, su criterio se vio respaldado de forma mayoritaria por el resto de sus compañeros en la junta del pasado martes, y por esta razón, ya no entra en sus planes abandonar el caso siempre que no sea relevado por sus superiores.

Se da la circunstancia de que el fiscal General del Estado, José Manuel Maza, renovó el pasado 6 de abril la comisión de servicio de Yáñez. Esta renovación se produjo poco tiempo antes de que venciera esta situación administrativa provisional, porque de lo contrario este fiscal debería haber abandonado su puesto.