Un hombre de 27 años ha sido detenido sobre las 14.22 de este jueves en la avenida Whitehall, la principal arteria que desemboca en el Parlamento británico y que está próxima a la residencia de Downing Street de la Primera Ministra Theresa May, en el barrio de Westminster. Llevaba, según informan The Associated Press y The Guardian, una mochila con dos cuchillos de gran tamaño, uno de ellos similar a los que cortan el pan.

De acuerdo con las mismas fuentes, la detención formaba parte de una operación antiterrorista en curso y, de hecho, es el comando antiterrorista de Scotland Yard el organismo encargado de dirigir la investigación. "El hombre, de unos veintitantos, ha sido arrestado por posesión de armas y bajo la sospecha de que pudiera estar preparando e instigando actos terroristas. Se le han requisado los cuchillos". La policía asegura que se encuentra detenido bajo custodia en una comisaría del sur de Londres y que se le está aplicando la Ley antiterrorista.

Un breve comunicado de la policía metropolitana ha informado de que no se han registrado heridos durante el arresto, que se ha producido en pleno corazón de la capital británica, hasta donde se han desplazado diferentes efectivos. Las rutas de autobús que operan en el perímetro del Parlamento han sido desviadas temporalmente y la avenida ha quedado cortada en sentido norte.

Testigos presenciales indicaron a la BBC que vieron dos cuchillos en el suelo, cerca de una de las salidas de la estación de metro de Westminster. "Agentes de policía se encuentran en la lugar del suceso, en Whitehall", informó en Twitter el cuerpo sin dar más detalles sobre lo ocurrido.

La seguridad se ha reforzado en la zona tras lo que policía tacha de "incidente", sobre todo con el recuerdo aún reciente del atentado (reivindicado por Estado Islámico) que se produjo el pasado 22 de marzo y que se saldó con 29 heridos y cinco muertos, entre ellos un policía al que el atacante asestó varias puñaladas. El terrorista arrolló entonces a la multitud que paseaba por esa zona turística de Londres, estacionó en las verjas del Parlamento y apuñaló a uno de los guardias que lo custodiaban. El autor del ataque murió abatido por la policía minutos después.