Remitiendo Nota De Prensa
Remitiendo Nota De Prensa GUARDIA CIVIL

Según ha informado el Instituto Armado, a finales del año pasado se inició una investigación para esclarecer el incremento de robos detectado en naves y establecimientos comerciales de la provincia de Pontevedra, y, tras analizar el 'modus operandi', se centraron las pesquisas en un grupo de personas pontevedresas con amplios antecedentes policiales.

En concreto, el grupo planificaba los robos y seleccionaba locales de fácil acceso, con escasas medidas de seguridad y que se encontraban en zonas aisladas.

Una vez en el lugar, rompían las cerraduras de las puertas y ventanas para entrar y forzaban las cajas fuertes.

En la comisión de estos delitos, utilizaban vehículos de alquiler y pasamontañas y cambiaban frecuentemente de teléfono.

A raíz de esto, se desarrolló la operación 'Speranto', por la que se procedió a la detención escalonada de estas personas, la primera de ellas en marzo en Ponte Caldelas; el segundo este lunes en el aeropuerto de Peinador, cuando llevaba 5.000 euros y pretendía abandonar la península; y los otros dos el martes en Redondela y Pazos de Borbén.

Además, se realizaron registros domiciliarios en las localidades de Redondela, Pazos de Borbén y A Lama, donde se recuperaron diferentes efectos relacionados con los robos investigados, entre ellos, equipos informáticos, teléfonos móviles, herramientas para la comisión de los robos y una "importante" cantidad de dinero en efectivo.

MIEMBROS DEL GRUPO

Todos los detenidos tienen un "amplio" historial delictivo, en alguno de los casos con más de 100 detenciones por delitos contra el patrimonio y han cumplido penas de hasta 12 años de prisión.

Asimismo, a dos de los individuos les constaba en vigor una orden judicial para que cumplan penas de prisión que tenían pendientes.

Además de estos cuatro detenidos, uno de los cuales se encuentra en prisión provisional, mientras que el resto pasará a disposición del Juzgado de Instrucción número uno de Pontevedra en las próximas horas, en el grupo había un quinto miembro que se encuentra investigado en la causa, quien supuestamente ejercía de receptador, al encargarse de sacar al mercado los objetos robados.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.