El consejero y el alcalde firman el convenio
El consejero y el alcalde firman el convenio EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Durante el acto, López ha destacado que, de esta forma, se da cumplimiento al "compromiso de la presidenta" de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, respecto a esta actuación, con la que, según ha señalado, "se dará respuesta a una demanda histórica del Ayuntamiento, para dotar al municipio de una sede consistorial funcional, que permitirá mejorar la prestación de los servicios municipales".

Junto a ello, el consejero de Fomento y Vivienda ha subrayado que "el proyecto va a poner en valor este edificio emblemático, que forma parte del patrimonio arquitectónico del municipio, recuperándolo para el servicio público".

En virtud del acuerdo firmado, la Junta asume el compromiso de contratar las obras y ejecutarlas y el Ayuntamiento se encargará de acreditar la titularidad pública del edificio, asumir los gastos derivados de los impuestos, permisos y tasas municipales, desalojar el inmueble y ponerlo en uso en un plazo máximo de un año desde la entrega de llaves.

Una vez rubricado el convenio de colaboración y de acuerdo con la planificación establecida por la Consejería, se prevé licitar la actuación a partir del próximo verano, con un presupuesto base de 3,68 millones, de forma que las obras podrían iniciarse en el primer trimestre del próximo año, con un plazo de ejecución de 18 meses.

En virtud del convenio firmado, la rehabilitación proyectada para este edificio, datado a principios del siglo XX, tiene un doble objetivo. Por un lado, dotar a Peñarroya-Pueblonuevo de una sede consistorial moderna y funcional adaptada a las necesidades actuales del municipio y capaz de albergar las actividades administrativas, de servicio a la ciudadanía y de representación política e institucional.

Por otro lado se busca recuperar para la ciudadanía un edificio de gran valor arquitectónico, exponente del patrimonio histórico del municipio, que cuenta con un nivel de protección integral en el PGOU y está catalogado como edificio singular en el Inventario de Edificios y Espacios Públicos de Interés Arquitectónico de Propiedad Municipal en Andalucía elaborado por la Junta.

El proyecto persigue integrar las distintas partes del inmueble, dando unidad al conjunto; resolver todas las patologías detectadas relacionadas fundamentalmente con la humedad, renovar sus instalaciones y mejorar todos los acabados. La intervención propuesta pretende conservar y consolidar la estructura fundamental del edificio original. Además, combinará la rehabilitación con la ampliación y la construcción de nueva planta.

En líneas generales, se mantendrán y consolidarán los muros de carga, demoliéndose las tabiquerías, las distribuciones interiores y construcciones auxiliares, y se reconstruirán los muros de carga desaparecidos.

Por otro lado, la solución adoptada tiene como objetivo recuperar los valores característicos de la condición pública del edificio y de sus espacios, diversificando y dotando de mayor espacio a los recorridos a través de la ampliación de la galería perimetral del patio interior hasta su conexión con la fachada en las dos plantas del edificio.

Contará con dos nuevas escaleras, una principal de carácter público, dispuesta en el vestíbulo general con acceso desde la calle Constitución, que facilita el acceso a la zona de secretario y gabinete de Alcaldía, y una segunda integrada con el núcleo de servicios, con registro desde la calle Romero Robledo, que enlaza con los recorridos de la anterior y permite el acceso al salón de plenos, área de concejalías y sala de comisiones.

Estas ampliaciones espaciales de los recorridos públicos permitirán atravesar el edificio transversalmente, a la vez que permitirán los accesos a tres espacios representativos: el vestíbulo principal, el salón de plenos y sala de comisiones.

El edificio fue construido durante un periodo de frenético desarrollo urbano asociado a la dictadura de Primo de Rivera, en el que se dotó al municipio de importantes equipamientos públicos. Desde 1928, año en el que finalizaron las obras, hasta la actualidad, el ayuntamiento ha sido objeto de diversas obras de reforma y ampliaciones menores, lo que ha provocado que la distribución actual presente deficiencias, con espacios desaprovechados o usos con una ocupación claramente superior a las necesidades reales.

Además, la mayoría de los forjados de la planta alta presentan ligeras vibraciones y en la zona de archivo se ha tenido que reforzar esa estructura, a causa de las construcciones auxiliares ejecutadas. Por otro lado, en determinados puntos los muros interiores presentan humedades, así como la zona de archivo.

Esta actuación, que contará con Fondos Feder, se desarrollará a través del Programa de Rehabilitación del Patrimonio de Interés Arquitectónico, una línea de intervención de la Consejería de Fomento y Vivienda que supone la recuperación de edificaciones que, por su riqueza y sus cualidades arquitectónicas, constituyen un legado que conservar y mejorar.

Este tipo de proyectos, que se suele llevar a cabo en ciudades medias y núcleos rurales, se ejecuta sobre ayuntamientos, cillas, tercias y pósitos, equipamientos públicos y teatros, que gracias a esta acción adquieren nuevas funciones de servicio público. Enmarcada en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, esta línea de trabajo implicará hasta 2020 una inversión programada de 37 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.