En un comunicado tras conoces los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) la secretaria de Acción Sindical de UGT, Ana Landero, ha mostrado su preocupación por que el descenso del desempleo durante los tres primeros meses del año "haya venido de la mano" de una reducción de personas activas en el archipiélago.

Landero ha calificado de "relativo" que en Baleares hubiera un 11 por ciento menos de parados, ya que, ha subrayado, es "positivo" que baje el paro "pero no a costa de que haya menos personas para repartir el mismo empleo".

"Tememos que el efecto desánimo siga existiendo entre la población trabajadora del archipiélago y lamentamos que por diversas causas o caminos haya personas que sean expulsadas o se auto-expulsen del mercado laboral balear", ha declarado Landero. Además, ha añadido que otro dato "negativo" de las cifras de la EPA es que en Baleares hubo 1.600 personas ocupadas menos en comparación con el mismo periodo del año pasado.

"Ante estas sombras, UGT mantiene que la recuperación económica será macroeconómica pero en ningún caso social", ha subrayado Landero antes de añadir que el hecho de que "todavía" haya 98.000 personas paradas durante el invierno es una "señal" del "mucho trabajo que queda por hacer para mitigar la estacionalidad y conseguir que los trabajadores tengan empleos más estables".