El BNG ha reclamado al Ejecutivo gallego que elimine las "barreras burocráticas" a las que se enfrentan las personas en riesgo de pobreza y exclusión social a la hora de optar a ayudas sociales como la Renda de Inclusión Social de Galicia (Risga), cuyos criterios creen que deben ser modificados por los cambios en la "tipología" de los demandantes.

Y es que, como ha apuntado este miércoles la diputada nacionalista Montse Prado tras mantener un encuentro junto a la portavoz frentista, Ana Pontón, con representantes de la Rede Galega contra a Pobreza e a Exclusión, el perfil de demandantes de la Risga ha cambiado en los últimos años respecto a cuando esta prestación fue concebida.

"Tienen empleo pero con unas percepciones muy bajas que no les permiten afrontar sus necesidades y eso no les permite optar a la Risga", ha señalado la diputada, para luego añadir que también están excluidas aquellas personas "que conviven en una misma unidad familiar porque no pueden pagar una vivienda diferenciada".

Por lo tanto, el Bloque ve "evidente" que se tengan que modificar los criterios de concesión de esta ayuda para recoger las "especificidades" de una nueva "tipología de pobreza": el de aquellas personas que "teniendo trabajo" no consiguen cubrir "necesidades básicas" como "el acceso a la vivienda, la atención energética, sanitaria o una alimentación adecuada".

Todo ello responde a una "queja generalizada" trasladada por los representantes de la Rede Galega contra a Pobreza e a Exclusión y otras entidades sociales, que reclaman que se eliminen las "barreras burocráticas" a las que se enfrentan los demandantes a la hora de acceder a ayudas sociales.

"DIAGNÓSTICO CLARO"

Así, el Bloque llevará a la Cámara gallega esta y otras propuestas en materia social, como la elaboración de un censo con "datos reales" sobre las personas en situación de pobreza en Galicia. "Es imprescindible tener los datos para implementar medidas que sean acordes con esa realidad", ha apuntado Pardo.

Según los datos publicados en los últimos días, repasados por la diputada, existen en Galicia "700.000 personas" en riesgo de pobreza y exclusión y otras "132.000" en situación de pobreza severa que necesitan que "de forma más inmediata se les preste atención".

Así las cosas, el grupo nacionalista instará, a través de mociones parlamentarias, al Gobierno gallego a realizar un "diagnóstico" sobre las personas en situación de pobreza para.

Con ello, el BNG quiere "contribuir" a que la realidad de estas personas "esté en agenda" tanto en el Pazo do Hórreo como en el conjunto de la sociedad. "Es necesario tener la información para poder actuar con solvencia", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.