Bullying, acoso escolar.
En la imagen se ve reflejado el bullying y el acoso escolar. THINKSTOCK

Alumnos catalanes formados específicamente como Equips Guaites (vigilantes) en educación secundaria y Equips X la Convivència en primaria combatirán el acoso escolar que se produzca en sus clases, entre sus compañeros de pupitre y en sus propias escuelas, dentro de un programa en el que el Departament d'Ensenyament ha estado trabajando intensamente durante los últimos dos años y que se pondrá en marcha en centros públicos y concertados de enseñananza obligatoria durante el curso 2018-2019.

La importancia de este proyecto, para el que la Generalitat se ha fijado en casos similares de éxito en los sistemas educativos de otros países, radica en el papel central que juegan los propios alumnos dentro de sus centros y de los entornos en los que se mueven los menores como vigilantes.

Seguirán módulos formativos en línea de 7 horas de duración en el caso de los escolares de 5º y 6º de primaria y de 9 horas en primero, segundo y tercero de ESO

Los equipos de alumnos vigilantes se formarán para que puedan ejercer las funciones de prevención y detección de posibles casos de acoso no solo en clase sino en los espacios informales en los que se mueven los chicos y a los que los adultos tienen poco acceso: el patio, el gimnasio o los grupos de Whatsapp.

La figura de los guaites o vigilantes no es nueva en la comunidad educativa catalana, ya que existen en secundaria como parte de los servicios comunitarios. En estos casos también han seguido una formación previa y cuentan con un papel activo y no únicamente de mero observador.

Seguirán módulos formativos en línea de 7 horas de duración en el caso de los escolares de 5º y 6º de primaria y de 9 horas en primero, segundo y tercero de ESO. Las familias también serán formadas en módulos específicos de 12 horas que tratarán las mismas temáticas que en los centros con el fin de reforzar la acción del programa dentro del entorno privado de los menores.

En estos módulos se trabajarán conceptos como el de acoso escolar, la gestión positiva de conflictos, la detección y neutralización del acoso y el uso seguro de las redes sociales. Cada centro adscrito al programa contará con un equipo de referencia en materia de acoso escolar que incorporará a docentes, padres y alumnos.

Los centros que quieran formar parte de esta iniciativa, bautizada como #aquiproubullying, tendrán que cumplir una serie de requisitos, tales como haber participado previamente en algún programa de convivencia, contar con un protocolo propio previo en materia de acoso escolar o haberse unido a proyectos de la comunidad educativa. Además, el 70% del consejo escolar han de dar su apoyo a la inscripción a este programa. Durante el curso 2017-2018 se tendrán que presentar los proyectos de cada institución.

Un 14,8% de escolares catalanes han sido acosados

El último informe PISA, correspondiente a 2015, y realizado a partir de encuestas a alumnos de 15 años, indica que en Cataluña el porcentaje de jóvenes que han experimentado alguna situación de 'bullying' es del 14,8%, el cuarto más alto de España tras el de Canarias (17,9%), Galicia (17,8%) y Baleares (15,2%).

La cifra es superior a la del 11% de jóvenes que han padecido acoso escolar según los datos cruzados entre los Departaments d'Ensenyament y de Interior en un estudio que data del curso 2011-2012. Fuentes de Ensenyament han indicado a este diario que en breve, ambos departamentos publicarán los datos referentes al curso pasado, el 2015-2016.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.