Según los datos aportados por la AIReF, Baleares ha sido junto con Castilla-La Mancha la comunidad que más esfuerzo medio ha realizado en el periodo 2008-2016 en relación al subsector.

Asimismo, han explicado que favorecen las previsiones la mejora de la situación de la comunidad y la eliminación de la incertidumbre de los recursos del sistema de financiación. No obstante, se ha estimado que la evolución esperada del gasto podría comprometer el cumplimiento de la regla de gasto.

Respecto a la incorporación de los datos de 2016, ha supuesto un crecimiento del esfuerzo medio realizado por las Balears en relación al subsector.

Además, con la actualización de los recursos del sistema de financiación, los datos de cierre de 2016 y las nuevas previsiones de AIReF se eliminan las incertidumbres apreciadas en el escenario autonómico de ingresos que, en su conjunto, resultan "prudentes". Sin embargo, la AIReF considera que las previsiones de gasto de Baleares pueden evolucionarán de una manera más contenida a la estimada inicialmente.

AYUNTAMIENTO DE PALMA Y CONSELL DE MALLORCA

En cuanto al Ayuntamiento de Palma, los principales resultados de la evaluación son que como consecuencia del incumplimiento de la regla del gasto en 2015, el Consistorio tiene aprobado un Plan económico-financiero (PEF) que fija los objetivos para la estabilidad para 2016 y 2017.

Por lo tanto, prevé cumplir el objetivo de estabilidad fijado en el PEF e incumplir la regla de gasto en 2017 aunque por escaso margen, por lo que, en ejecución, deberá adoptar las medidas oportunas para asegurar el cumplimiento de los objetivos de todas las reglas fiscales a fin de ejercicio.

Igualmente, debido a las previsiones contenidas en las líneas fundamentales del presupuesto 2017 y el presupuesto inicial, por disminución de los gastos e incremento de los ingresos no financieros, el superávit inicialmente previsto se ha incrementado en tres millones de euros.

Por su parte, el Consell también prevé en 2017 cumplir con el objetivo de estabilidad e incumplir la regla de gasto, por lo que, en ejecución, deberá adoptar las medidas oportunas para asegurar el cumplimiento de ambas reglas fiscales a fin de ejercicio.

Mientras que en relación a las variaciones detectadas entre las previsiones contenidas en las líneas fundamentales del presupuesto 2017 y el presupuesto inicial, éstas no tienen efecto significativo sobre el saldo de superávit inicialmente previsto.