Las esclavas sexuales del Ejército japonés exigen justicia

  • Piden a la UE que presione al Gobierno nipón.
  • Quieren que reconozca su responsabilidad.
  • Más de 200.000 mujeres fueron esclavizadas sexualmente durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Muchas eran menores de 20 años y varias tenían sólo 12.
Esclavas sexuales coreanas protestan frente a la embajada japonesa en Seúl. (Lee Jin-man / AP Photo)
Esclavas sexuales coreanas protestan frente a la embajada japonesa en Seúl. (Lee Jin-man / AP Photo)
Lee Jin-man / AP Photo
Tres mujeres, forzadas a convertirse en esclavas sexuales del Ejército japonés en Asia en los años 30 y 40, pidieron este martes a la Unión Europea (UE) que presione al Gobierno nipón para que
reconozca su responsabilidad y se disculpe formalmente por estos crímenes.

Con unos testimonios muy emotivos en el
Parlamento Europeo en Bruselas, las tres exigieron  justicia antes de que las últimas supervivientes mueran y que las autoridades japonesas compensen a las víctimas, que
en su mayoría han llevado una vida de pobreza debido a las desgracias sufridas.
Más de 200.000 mujeres fueron esclavizadas sexualmente por el Ejército japonés antes y durante la Segunda Guerra Mundial, muchas de ellas eran menores de 20 años y varias tenían sólo 12.

Las esclavas sexuales procedían de países y
regiones ocupadas por Japón entre 1931 y 1945, como Filipinas, Tailandia, Vietnam, Malasia, China y Corea del Norte y del Sur.

Durante años, el Gobierno nipón
negó reiteradamente su responsabilidad en el sistema de esclavitud sexual militar y sólo lo reconoció cuando salió a la luz una evidencia clara del papel del Ejecutivo en lo ocurrido.

Pese a los testimonios de víctimas, historiadores y hasta de ex militares que aseguran que mujeres de los países ocupados fueron raptadas y después forzadas en burdeles militares, llamados en este país eufemísticamente
"casas del confort", las autoridades niponas nunca han pedido perdón formalmente.
Abusaron de ella en una escuela

Entre lágrimas, la filipina
Menen Castillo, de 78 años, relató cómo los soldados japoneses abusaron de ella en su escuela, que por entonces servía de cuartel militar, tras ser raptada a los 13 años.
Unos soldados japoneses me obligaron a ir con ellos hasta mi escuela, donde me violaron
"Estaba jugando en el jardín de nuestra casa cuando unos soldados japoneses me obligaron a ir con ellos hasta mi escuela, donde
me violaron repetidamente, dándome golpes con sus bayonetas y haciéndome quemaduras con sus cigarrillos porque yo me resistía", contó Castillo.

El sufrimiento de Castillo no cesó después de la ocupación japonesa, pues de regreso al colegio, los demás alumnos la trataron como
"basura de los japoneses que nunca se casaría", dejándole profundas heridas psicológicas, además de las físicas.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento