En la imagen Hywel Williams, diputado del Plaid Cymru y uno de los impulsores del grupo de discusión sobre Cataluña al parlamento británico.
En la imagen Hywel Williams, diputado del Plaid Cymru y uno de los impulsores del grupo de discusión sobre Cataluña en el parlamento británico. ACN

La creación del grupo de discusión sobre Cataluña en el parlamento de Westminster molesta a la embajada española en el Reino Unido.

Según ha podido saber ACN, un diplomático español se reunió con al menos dos de los impulsores de la iniciativa, el diputado del Partido Nacional Escocés, George Kerevan, y el parlamentario del Partido Nacionalista Galés Hywel Williams, para “explicar su punto de vista”.

"A la diplomacia española no le corresponde aconsejarnos sobre las actividades de este parlamento", ha asegurado a ACN Williams, que ha admitido que si bien la reunión fue “extremadamente cordial” el diplomático español se mostró “claramente en contra” de algunas de las mociones que él ha promovido en la Cámara sobre Cataluña.

La reunión con el diplomático tenía un mensaje muy claro" Según Williams, la reunión con el diplomático, que se celebró en la embajada española en Londres, tenía "un mensaje muy claro". "Era evidente que estaba en contra de algunos posicionamientos que yo había defendido en la Cámara, especialmente los que hacían referencia a algunas mociones presentadas recientemente", ha explicado Williams a ACN.

El diputado Plaid Cymru apoyó propuestas que pedían al gobierno español que "reconsiderara su posición" en cuanto a la judicialización de la política y la persecución de cargos electos como la presidenta del parlamento, Carme Forcadell.

Otra moción firmada por Williams también lamentaba "las duras multas e inhabilitaciones" impuestas a Mas, Ortega y Rigau por el 9-N y reclamaba "el derecho de los diputados escogidos democráticamente a convocar referéndums".

Preguntado sobre si la embajada le recriminó la creación del grupo de discusión sobre Cataluña, Williams ha dicho que “los diplomáticos no utilizan este lenguaje” y que su interlocutor siempre fue "muy educado" y "extremadamente cordial".

Williams ha admitido que “el mensaje" quedó claro y era que "preferían que no se hicieran este tipo de cosas".

La Constitución española “no permite” celebrar un referéndum

"Para la embajada todo el asunto tenía que ver con la legalidad", ha explicado Williams, y ha recordado que el diplomático le aseguró que la Constitución española “no permite” convocar un referéndum en Cataluña.

"También es cierto que la Constitución se escribió a las postrimerías del fascismo y esto tiene una gran importancia", ha matizado Williams, que cree que "si una constitución no se puede modificar para dar respuesta a las aspiraciones democráticas de una parte del territorio es insostenible a largo plazo".

Cataluña necesita una solución a corto plazo" El diputado galés ha defendido que modificar la Carta Magna española "puede ser muy difícil" y que "probablemente no es viable a corto plazo", mientras que "Cataluña necesita es una solución a corto plazo".

"No se puede tener a millones de personas en la calle y no escuchar sus demandas", ha alertado Williams y ha apostado por "reconocer de forma oficial las aspiraciones democráticas de Cataluña y darles el visto bueno".

En cuanto a la judicialización de la política y la persecución de cargos electos, Williams se reafirma. "Me sorprende bastante que el Gobierno de Madrid haya decidido ir en esta dirección; no me puedo imaginar que nadie en el Reino Unido optara por recurrer a los tribunales para intentar parar un referéndum, y todavía menos que lo hiciera el gobierno", ha asegurado el diputado del Plaid Cymru.

No entiendo como un Estado puede decir a su gente que no hablen sobre un tema u otro" "No entiendo como un Estado puede decir a su gente que no hablen sobre un tema u otro", ha añadido, haciendo un llamamiento al gobierno español para que responda "'de una forma más creativa y positiva" a las aspiraciones políticas de Cataluña.

Finalmente, Williams ha apostado por "cambiar el modelo territorial" del Estado español, puesto que "parece que no funciona".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.